De la Aviación al Motociclismo

El nombre Agusta aparece a principios del siglo XX ligado a uno de los pioneros de la aeronáutica italiana: el conde Giovanni Agusta. De orígenes sicilianos, pero afincado en la Lombardía, Giovanni Agusta creó su empresa en 1907 cerca de "Cascine Costa" de Samarate (Varese). La producción de los aviones Agusta se intensificó durante la Primera Guerra Mundial, cuando el Conde se alistó como voluntario en las filas del "Battaglione Aviatori della Malpensa".

Tras su fallecimiento en 1927, la empresa pasó a manos de su esposa Giuseppina y de su hijo Domenico, quienes rápidamente se encontrarían con una grave crisis en el sector aeronáutico, viéndose obligados a cambiar la línea de producción con el fin de evitar el cierre de la fábrica. Nace la idea de convertir la producción de aviones en motocicletas, respondiendo así a la necesidad popular italiana de contar con un medio de movilidad personal motorizado. La primera actividad fue crear un motor destinado al uso en motocicletas, de bajo coste de fabricación y mantenimiento, con una cilindrada de 98 cc, 2T, tres transfers, transmisión primaria por engranajes, embrague en baño de aceite y cambio de dos marchas.

Pero el desarrollo de este motor se ve interrumpido por el estallido de la II Guerra Mundial y en 1943, las instalaciones de Cascina Costa son ocupadas por las tropas alemanas. Esta ocupación duró hasta el final de la guerra. momento en el que Domenico Agusta emprende un nuevo proyecto motociclístico, creando Meccanica Verghera. Una nueva sociedad que rápidamente aceptó el desafío del mercado motociclístico.

Galería